Situaciones económicas críticas originadas por las crisis recientes

26 09 2008

Uno de los factores que generó las condiciones de la crisis hipotecaria en los E.U. fue el bajo nivel de la tasa de interés inducido por la Reserva Federal para hacer frente a la recesión del año 2001 lo que posibilitó la compra de inmuebles de todo tipo a tasas excesivamente bajas, incluyendo deudores hipotecarios que no tendrían la posibilidad de repagar. Si la compra de las hipotecas buenas y malas en E.U. se hubiesen efectuado solamente por las titularizadoras del gobierno, reflejando los precios correctos para la calidad de la hipoteca, la bola de nieve no se hubiese crecido probablemente. A cambio de lo anterior, los bancos vendieron la cartera hipotecaria buena y mala a fondos de cobertura que diseñaron “novedosos” productos financieros denominados “derivados” que obraban el milagro de convertir una mezcla concentrada en cartera mala en un título de altísimo precio. Por supuesto, cuando los deudores hipotecarios masivamente no pudieron pagar se generaron pérdidas en los bancos de inversión y en los bancos que originaron las hipotecas.
La quiebra de Lehman Brothers, uno de las frustraciones más impactantes en la historia de Wall Street, aquejó al mundo. La crisis afectó a todos los mercados, y a América Latina que es, entre los mercados emergentes, una de las regiones más vulnerables a la volatilidad y a la incertidumbre. Los mercados financieros sufren fuertes turbulencias también tras el derrumbe de las principales bolsas de Asia y Europa provocadas por el fenómeno. No obstante, no debe olvidarse que la enorme revolución de la informática y de la comunicación de los últimos tiempos conduce a la rápida transmisión de datos desde los distintos lugares del planeta, funcionando las diferentes bolsas entrelazadas entre sí, las veinticuatro horas del día sin detenerse. En este mundo globalizado, existen grupos de inversores que obtienen grandes ganancias sobre la cotización de valores o de dinero. Estos grupos con solo tomar una decisión pueden hacer tambalear todas las bolsas. El poder de los gobiernos frente a estos gigantes de las finanzas se ha acotado. Las diferentes crisis financieras en la década de los 90 lo han demostrado. Los medios masivos de comunicación se convirtieron en fuertes instrumentos conquistando las audiencias masivas a escala mundial como puede apreciarse en Estados Unidos. Quienes compran y venden acciones u obligaciones en el mercado bursátil generalmente las adquieren para venderlas después en la misma bolsa a mayor precio y obtener así una ganancia.
En los últimos años, los sistemas financieros se han visto sometidos a transcendentes cambios institucionales y han aparecido innovaciones en los mercados de dinero y capitales que han influido de manera determinante en su funcionamiento. La desvinculación del sistema monetario internacional respecto al oro, el desarrollo de mercados extraterritoriales no regulados de crédito y valores, el comercio de productos derivados, etcétera, han incrementado notablemente la liquidez de los mercados financieros, obligando a los bancos centrales a variar sus estrategias para lograr los objetivos de la política monetaria e incluso modificando la escala de prioridades de estos objetivos.
Por tanto: la liberalización y las innovaciones financieras han tenido tres importantes efectos: a) han aumentado los riesgos de los sistemas financieros. b) han acentuado la dependencia de los países con moneda débil c) ha vuelto obsoletos algunos supuestos teóricos en que se apoyaban los esquemas tradicionales de la política monetaria.
En la segunda mitad de la década de los 80 y especialmente desde finales de 1987 hasta 1989, los precios de las acciones y de la tierra se inflaron de manera acelerada, como si fuera una especie de burbuja gigantesca en la economía japonesa. Esta elevación de los precios trajo como resultado una especulación en los mercados bursátil e inmobiliario. Esta especulación se debe a gran medida a la tasa de interés, pues los bajos intereses significan, a su vez que los precios de los activos son altos. Ambos casos están relacionados: una caída en los tipos de interés a largo plazo incrementa las previsibles ganancias de los activos.
Desde principios de 1990 la economía de burbuja comenzó a colapsar con el acelerado desplome del precio de las acciones. Así, sumándose a la restricción financiera, el estallido de la Guerra del Golfo y el retroceso de la economía, cayeron con fuerza los precios de los terrenos, de las obras de arte y de los metales preciosos. En la década de los 90, las crisis financieras que más se destacaron fueron: La japonesa a partir de 1990, la Mexicana “ El efecto Tequila” en 1995, la crisis Asiática “ Efecto Dragón” en 1997, la Rusa “ Efecto Vodka” en 1998, la crisis de Brasil “ Efecto Zamba” en 1999 La inestabilidad financiera en la década de los noventa, tomó gran relevancia por sus efectos negativos y su alcance donde la economía mundial ha alentado un movimiento de acumulación de capitales. Hasta la economía norteamericana se ha puesto en duda en su ciclo de crecimiento económico por la que atravesaba. Los efectos que derivan de Walll Street influyeron en el ámbito mundial.
En las últimas décadas la especulación y el incremento de la volatilidad de los capitales han contribuido a aumentar la incertidumbre y al riesgo en el sistema financiero internacional, contribuyendo a la vulnerabilidad externa de las economías de menor desarrollo. Dentro de los factores fundamentales que han dado lugar a este hecho, está la fluctuación de los tipos de cambio, la liberalización de los sistemas financieros y de los movimientos de capital. Todos ellos canalizados por el desarrollo de las tecnologías de la información que facilitan los movimientos de capital.
Estas nuevas características del mercado financiero han dado lugar a una sucesión de crisis financieras generando una creciente preocupación en los gobiernos y organismos financieros. Debido a esto se han puesto en marcha algunos instrumentos de regulación y control, pero estos no son suficientes. El sistema financiero evoluciona a una velocidad que no se puede controlar de manera eficiente.
Sumando al desconcierto financiero, IndyMac Bank, la segunda hipotecaria estadounidense pasó a ser controlada por
las autoridades federales el pasado en julio/08, en lo que fue considerado por los reguladores de la Oficina de Supervisión de Entidades de Ahorro y Préstamo (OTS) como el segundo fracaso bancario más importante de la historia. Destaquemos que el banco IndyMac volvió a abrir sus puertas bajo el nombre de IndyMac Federal Bank, una señal que indicaba que la entidad había tenido que ser rescatada por las autoridades federales para sobrevivir a una situación que podría haber provocado una nueva catarsis financiera.
También es oportuno recordar que sólo existía hasta ese momento un precedente similar en la historia moderna de EEUU que databa de 1984. Fue cuando el Continental Illinois Bank y sus más de 40.000 millones de dólares en activos pasaron a ser controlados por el Gobierno federal.
Además, corresponde mencionar al Bear Stearns, el quinto banco de inversión especializado en bonos más importantes de EE.UU., que estaba al borde de la bancarrota tuvo que ser rescatado por la Reserva Federal de Nueva York, para lo que contó con la ayuda del banco JP Morgan Chase, que facilitó el acceso a una línea de financiación especial. Esta operación de la Reserva Federal de Nueva York está prevista para casos excepcionales. Es una provisión agregada a la Federal Reserve Act en 1932, en el pico de la Gran Depresión, permitiendo que la Reserva Federal de Nueva York asegurara una infusión de dinero a Bear Stearns con la ayuda del banco de inversión JP Morgan Chase
About these ads

Acciones

Information

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: