Metaeconomía y Mesoeconomía

2 06 2008

El campo del desarrollo económico es un espacio en crecimiento que busca revisar modelos económicos básicos y construir nuevos para explicar el comportamiento de economías en vías de desarrollo. Además, se busca un entendimiento más amplio que incorpora otras disciplinas para explicar este fenómeno económico.
En el nivel intermedio entre la macroeconomía y microeconomía, donde las personas e instituciones interactúan con el fin de fomentar el desarrollo desde la región, teniendo en cuenta que dentro de un país existen diversas regiones, con diferentes necesidades y grados de desarrollo, por lo tanto es muy importante la interacción y articulación entre todos los actores sociales, con el fin de lograr que el país sea competitivo a nivel internacional.
Tradicionalmente, el estudio de la economía se dividió en dos grandes grupos la Macro y la Microeconomía, pero recientemente los estudiosos interesados en el desarrollo económico introdujeron dos nuevas ramas de estudio en esa ciencia, la Metaeconomía y la Mesoeconomía. Veremos el alcance de cada una de ellas:
La Metaeconomía es – según una apreciación generalizada – a la economía lo que la metafísica a la física. En este sentido estudia cuestiones relevantes pero difíciles o imposibles de mensurar. Puntualmente, su objeto de estudio radica en cómo las cuestiones culturales afectan a la economía. Un ejemplo citado usualmente, que fue estudiado por la metaeconomía, es cómo la tradicional frugalidad de los habitantes del sudeste asiático colaboró con el desarrollo económico en la región.
La Metaeconomía se acerca a una herramienta científica de auditoría del sistema, al analizar y evaluar los efectos de los modelos de organización económica sobre la sociedad y el medio, de cuya suma resulta el conjunto global que define la riqueza real de las naciones. Esta rama introduce enfoques humanísticos que refuerzan el carácter de ciencia social de la economía respecto de la dimensión humana en la que se desarrolla al analizar formalmente los valores potenciales emergentes en términos más generales que la suma de las partes, como se describe a partir de las situaciones que sobresalen de la interacción y retroalimentación entre impulsos, y coincidiendo en línea con la teoría de los sentimientos morales descripta por Adam Smith (que también fue catedrático de filosofía moral).
Ejemplo, teniendo en cuenta a los individuos como parte de la sociedad humana y del medio de los que forman parte y como resultado condicionando la búsqueda interna del interés individual más egoísta, con la conciencia pragmática de que esa búsqueda tiene un efecto preciso y único sobre el desarrollo de los intereses generales de la sociedad humana y del medio, que será la que redunde finalmente en la mayor riqueza de las naciones propugnada por Adam Smith. De este modo, se formula como una especialidad reciente que analiza los equilibrios económicos en unión con los equilibrios sociales y medioambientales, considerando el desarrollo de las herramientas de análisis que concretarán en cuerpo la metáfora de la mano invisible, y permitiendo con esto evaluar mejor en la práctica la diferencia entre los elementos que enriquecen al conjunto del sistema en el que se desenvuelven los seres humanos; de los que lo empobrecen como detonantes de crisis y de inestabilidades sociales.
En lo que respecta a la Mesoeconomía, estudia cómo afecta la situación coyuntural a las relaciones entre los agentes económicos y al desenvolvimiento económico global. Algunos de los factores mesoeconómicos relevantes que se pueden estudiar son: el transporte, las comunicaciones, las reglamentaciones en todo el comercio, la provisión de energía o las políticas en el ámbito provincial y regional. Con el avance de las comunicaciones los agentes económicos interactúan en mayor medida y los aspectos mesoeconómicos se han vuelto más relevantes. El nivel mesoeconómico es donde el Estado y los actores sociales crean ventajas localistas a los niveles nacional, regional y local. De particular significación son: configuración de una infraestructura material competitiva (sistemas de transporte, comunicaciones y energía) y de políticas sectoriales, sobretodo de políticas de educación entrenamiento, de investigación y desarrollo (I-D) y tecnológica; una política comercial específica y unos sistemas regulatorios (por ejemplo, estándares ambientales y de seguridad técnica) que contribuyan a la generación de ventajas competitivas (Además de políticas a nivel regional y local), las administraciones locales, las instituciones de inversión e investigación y desarrollo y los grupos empresariales locales pueden interactuar para el mejoramiento de la calidad de la localización industrial.

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: